Linea Oeste

Talan árboles de altísimo valor patrimonial en el Parque Avellaneda

13/05/2020
Talan árboles de altísimo valor patrimonial en el Parque Avellaneda

Integrantes de la Mesa de Trabajo y Consenso (MTC) del Parque Avellaneda, se encontraron con la sorpresa no grata de que en los últimos días y en plena cuarentena,  se han talado árboles en ese espacio público de altísimo valor patrimonial y que tenían según la opinión de especialistas la enorme posibilidad de sobrevivir con el tratamiento adecuado. Entre todos, el caso más emblemático  es el de un ejemplar desarrollado y único de Ginkgo biloba ubicado sobre la calle Directorio, en la zona cercana a la calesita. Este ejemplar, si bien estaba debilitado, tenía sobradas condiciones para recuperarse con un tratamiento adecuado.

Las empresas contratadas por el Gobierno de la Ciudad para ocuparse de la poda, no son especialistas en el tema. Por eso, algunos expertos denuncian que no están preparadas para el tratamiento de los árboles y sólo usufructúan un negocio mientras los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires con sus impuestos pagan “mutilaciones sucesivas e innecesarias ” que atentan contra la calidad de vida en general.

Casa Macchi S.A. se encarga del mantenimiento integral del arbolado y de espacios verdes en plazas, parques, rutas y autopistas, hace tareas de parquización, plantación de árboles jóvenes y trasplante de ejemplares añosos, la provisión y plantación de árboles y arbustos, entre otras cosas. En el Parque Avellaneda durante el período de cuarentena continúan los trabajos de mantenimiento realizados por esta empresa. A su vez, desde el mes de diciembre del 2019 no se cuenta con la presencia que corresponde del Administrador del Parque, Alfredo Giménez, quien se encontraría desempeñando interinamente dicha función, según lo expresado por él mismo a la MTC meses atrás.

Patricia Costantini, Ingeniera Agrónoma y vecina del Parque Avellaneda, explica a nuestro medio que el Ginkgo biloba “es capaz de vivir más de 1000 años. Es una especie rústica, resistente al calor y al frío intenso y que tolera diferentes condiciones de suelo, si bien prefiere los sueltos, profundos y con buen drenaje. En el caso del Ginkgo del parque que fue talado, venía sufriendo hace años abandono; el suelo estaba sobrecompactado y le pasaba un caño por el costado. Su copa no estaba muy desarrollada, pero el árbol estaba en pie y tenía brotación. Sin embargo, lo mutilaron primero y después lo tiraron abajo, en lugar de practicarle un tratamiento”.

Hace varios años, algunos vecinos integrantes del Grupo de Estrategia de Medio Ambiente (GEMA) de la MTC, vienen solicitando especial atención en el cuidado y tratamiento de dicho árbol, ya que se evidenciaban signos de daño. Esto fue desoído en su momento, siendo otras las prioridades de los responsables y quedando este ejemplar de Ginkgo biloba abandonado a su suerte.

El Ginkgo, continúa relatando la ingeniera Costantini, “como otros árboles del parque sufría de Die-back o Muerte regresiva, enfermedad de las plantas que se caracteriza porque los tejidos se secan progresivamente desde la punta de las ramitas y las ramas hacia abajo, fundamentalmente por muerte de las raíces por falta de aire, debido al endurecimiento del suelo o sobrecompactación. También los brotes pueden verse afectados, mostrando un aspecto atrofiado. Se estima que el 80 % de los problemas que enfrentan los árboles urbanos puede ser atribuido a los suelos con cambio de estructura y que esa característica actúa en conjunto con la contaminación ambiental y la falta de mantenimiento y cuidados afectando su supervivencia.

Sin embargo, en este caso, la corteza estaba en perfecto estado y eso era lo que necesitaba el árbol para seguir con vida, a pesar de poseer esta enfermedad. Todos los árboles en su interior poseen madera muerta, que sirve para sostenerlos en pie. En los milímetros que siguen a la corteza se encuentra la zona del cambium, donde funcionan el xilema y el floema: tejidos vasculares que realizan el transporte de savia comunicando el sistema radicular con las estructuras foliares.

El tratamiento adecuado para esta enfermedad, Die back, consiste en la poda de las puntas secas de las ramas y la descompactación y aireación del suelo en las raíces, sobre todo en la circunferencia de la proyección de la copa donde terminan las ramas, además del agregado de materia orgánica que se podría elaborar con el barrido de hojas y corte de césped del mismo parque”.

Cortar un ejemplar como el Ginkgo, con varias décadas de edad, y reemplazarlo por un ejemplar joven no es una solución ya que para cumplir la misma función ambiental se necesitarían 50 árboles jóvenes. De esta manera, cortando indiscriminadamente los árboles de la ciudad, cada vez tendremos menos árboles por habitante.

El Ginkgo biloba es originario de China y Japón, donde le llama Árbol de la vida. Su origen se remonta a la prehistoria, 180 millones de años. Puede alcanzar hasta 40 metros de altura en su lugar de origen, en nuestra zona entre 8 y 15 metros. Tiene sexos separados, árboles femeninos y árboles masculinos. Su semilla drupácea ( no tiene fruto por ser una  Gimnosperma) es muy apreciada en dichos países. Esta especie se conserva gracias al cultivo por parte del hombre, constituyendo un fósil viviente ya que es el último representante de la familia de las Ginkgoáceas que sobrevive en nuestros días, habiendo desaparecido las demás durante la era glacial. Es una planta medicinal, antioxidante y ayuda a mejorar la circulación sanguínea. También es conocido como el “árbol de oro” debido a su follaje otoñal de color amarillo-dorado. Se conserva como árbol sagrado en los jardines de los templos budistas.

Cuando la bomba atómica destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima, fue el único sobreviviente de aquella matanza. Esto nos habla de su increíble capacidad de supervivencia y adaptación. Actualmente es considerado un símbolo de longevidad, esperanza y unidad. Sin embargo, esto pareciera no interesar a quienes son los responsables de cuidarlos, en detrimento de la calidad de vida de sus habitantes. El arbolado en la ciudad debe ser valorado, planificado y gestionado adecuadamente. Esto exige personal con conocimientos científicos y técnicos y mucho amor y vocación al momento de administrar una ciudad.

Ana Laura Ruoti


 
 

Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000

Es el Visitante N°: 15435

Staff LINEA OESTE

Directora Propietaria: Nora B. Mestre

Diseño Diagramación Ed. Impresa: Daniel Klodi

Colaboradores: Lara Varela

Registro Prop. Int: RL-2018-42506902-APN-DNDA#MJ

 

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoestenoticias@gmail.com

Dirección:

Pasaje el Trébol 6947 Cap. Fed. (1408)

Teléfonos:

4641-0997

Redes Sociales

Seguinos en: