Linea Oeste

Nuestras primeras banderas, antes de la nacional definitiva

20/06/2020
Nuestras primeras banderas, antes de la nacional definitiva

Al inaugurar las baterías Libertad e Independencia en Rosario, Manuel Belgrano diseñador del pabellón nacional, la enarbola el 27 de febrero de 1812, tal como dice su informe: “la mandé hacer blanca y celeste, conforme los colores de la escarapela nacional" y, luego parte hacia su nuevo destino militar en el Ejército del Norte  llevándola consigo sin saber que el Triunvirato lo había desautorizado a usarla.
Estando allí y para levantar la moral de sus soldados derrotados en Huaqui, hizo bendecir por el canónigo Gorriti el 25 de mayo de ese mismo año (segundo aniversario de la Revolución de Mayo), una nueva bandera celeste y blanca. Pero nuevamente desautorizado por el secretario Rivadavia, Belgrano la mandó guardar. Esta bandera posee una franja central celeste y dos franjas blancas en las partes superior e inferior (al inverso de la bandera nacional). Recién al año siguiente, tras la victoria militar en Salta, volvió a flamear. Nuevas derrotas y nuevos estragos entre sus tropas, determinó al patriota a que el párroco guardara las banderas en la iglesia del pueblo de Macha, cercano a Potosí, para ponerlas a salvo de la captura de los realistas.
El cura cumplió debidamente con el cometido y los gloriosos paños desaparecieron, al punto que se creyeron perdidas para siempre. El pedido de Belgrano fue premonitorio ya que poco tiempo después, sus tropas serían nuevamente derrotadas en Ayohuma. Pasaron setenta y dos años y el rastro de la primera bandera parecía haberse esfumado, hasta que en 1885, el joven párroco del templo rural de Titiri, situado no lejos de Ayohuma, jurisdicción de Macha, efectuando una limpieza, encontró tras un cuadro las dos banderas que fueran creación de Belgrano, con manchas de sangre y pólvora. Una de ellas tiene las franjas invertidas (blanca-celeste- blanca), la conocida como la bandera de Macha.
 Lo cierto es que el Congreso de 1816 reunido en Tucumán adoptó la enseña celeste, blanca y celeste como símbolo de la nueva Nación. La presencia del sol en el centro, la adoptó el Congreso reunido en Buenos Aires en 1818. 
Rebelde y determinante, este abogado, devenido en militar, del que se recuerda este año el bicentenario de su muerte; por vocación de servicio a la causa independista, más que por profesionalismo, supo poner a salvo de las manos de los enemigos lo que simboliza la identidad histórica y soberanía política de un pueblo.
HOY MAS QUE NUNCA, LA BANDERA NO SE TOCA NI SE MANCHA!!

Ana María Salvador 

 


 
 

Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000

Es el Visitante N°: 15434

Staff LINEA OESTE

Directora Propietaria: Nora B. Mestre

Diseño Diagramación Ed. Impresa: Daniel Klodi

Colaboradores: Lara Varela

Registro Prop. Int: RL-2018-42506902-APN-DNDA#MJ

 

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoestenoticias@gmail.com

Dirección:

Pasaje el Trébol 6947 Cap. Fed. (1408)

Teléfonos:

4641-0997

Redes Sociales

Seguinos en: