Linea Oeste

En las líneas de caja de los supermercados no entregan bolsas de plástico

04/01/2017
En las líneas de caja de los supermercados no entregan bolsas de plástico

Desde el primero de enero del corriente año los supermercados no entregan en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires bolsas de plástico y cada consumidor debe llevar su bolsa de los mandados reutilizable  o changuito a la hora de hacer las compras. 
La Ciudad lanzó en octubre el Programa Ecobolsas que estableció que desde el 1 de enero de 2017 los supermercados e hipermercados porteños dejarián de entregar bolsas plásticas en sus líneas de cajas para promover el cuidado del medioambiente.
La iniciativa tuvo como finalidad fomentar el uso de materiales reutilizables e incluyó, hasta fin de 2016, el reparto de ecobolsas reutilizables en puntos de alto tránsito de vecinos y centros de consumo.
El Jefe de Gobierno Porteño anunció la medida con  el  argumento de que las bolsas tradicionales tardan siglos en degradarse, tapan  las salidas de agua y son productos que complican el reciclado de basura.
La iniciativa se enmarca en la Resolución 341 de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) de la Ciudad, tiene como finalidad fomentar el uso de materiales reutilizables .
Con este plan, la Ciudad de Buenos Aires se suma a las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén, además de los municipios de Pinamar, Bariloche, Rosario, Trenque Lauquen  y Yerba Buena, que ya implementaron iniciativas similares entre todos.
A nivel internacional, Francia, Italia y China implementaron desde hace algunos años normas que prohíben la entrega de bolsas de plástico, del mismo modo que varios Estados de Australia y San Francisco, en los Estados Unidos. 
Desde la industria del plástico salieron a cuestionar la medida ya que acarreará  la pérdida de miles de puestos de trabajo y a raíz de eso han iniciado acciones judiciales, aunque por ahora sin éxito, por lo que anunciaron los sindicatos del plástico se presentarán demandas por daños y perjuicios.   
En la Ciudad se consumen más de 500 millones de bolsas de plástico, esgrimen los funcionarios porteños, sin embargo Adrián Blanco, gerente comercial de Needfor Plast S.A., explicó a los medios: “Hay muchas contradicciones, con esta reglamentación , en el mundo no existe prácticamente el plástico biodegradable. Se fabrica sólo  una pequeña producción en Europa, en base a almidón el que realmente se biodegrada, y es carísimo”.  El empresario negó que las bolsas tapen los desagües , en todo caso falta higiene en la Ciudad y las ecobolsas necesitan de una planta de compostaje para su reciclado a lo que integrantes del  Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad contestaron que:- “La ciudad realiza compostaje con los residuos que provienen del sector gastronómico y con restos de poda. En este caso, lo que promovemos es el concepto de reutilización de las bolsas para hacer las compras.  Las eco bolsas que entrega la Ciudad son reutilizables y reciclables. No requieren de una planta de compostaje para ser reaprovechadas una vez que llegan al final de su vida útil”.

El sector del plástico ya viene adelantando vacaciones al personal y se encuentra en estado de alerta y movilización por este cambio que  acarreará  la pérdida de puestos de trabajo, pero  desde el Gobierno porteño consideran que no es para preocuparse al respecto expresaron: -“Creemos que esta resolución abre muchas posibilidades para desarrollar nuevos productos y servicios para el sector. Nuestro objetivo es lograr un uso racional de los recursos, mediante la reducción del derroche de materiales, su reutilización y posterior reciclado”. Pero líneas de crédito o subsidios para permitir la adaptación no se han anunciado. 
La jueza Cecilia Mólica Lourido, a cargo del juzgado N° 20 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, resolvió rechazar las medidas cautelares que habían presentado varias empresas, pero  dejó abierta una puerta ya que dispuso que las bolsas se podrían vender en las góndolas y entendió que se trata de una proceso colectivo ya que la decisión del Gobierno porteño podría afectar a otros fabricantes y  abrió un plazo de diez días para que los posibles perjudicados, como también quienes están a favor, presenten sus posiciones.

Jorge Metri titular de Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas del Plástico (Apymep)  expresó  que desde que comenzaron a repartirse las bolsas verdes, sus ventas cayeron un 60 por ciento: "Todo esto nos afecta, lo único que queremos es trabajar. El polietileno no contamina, solo hay que saber tratarlo. Hay que concientizar a la gente para que reutilice las bolsas” y  calificó como un "mamarracho" la resolución de Lourido, ya que dijo  no entender "como por un lado la jueza rechaza la cautelar pero por el otro nos dice que podemos vender en las góndolas", en este sentido el fallo dice -“la medida "no prohíbe la producción ni comercialización de las bolsas no biodegradables sino solamente su entrega en la línea de cajas", y que por ese motivo "las bolsas no biodegradables que los actores producen podrían ser vendidas al público en las góndolas de los comercios, al igual que el resto de los productos".

 


Redacción Línea Oeste


Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000
Es el Visitante N°: 8509

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoeste@yahoo.com.ar

Redes Sociales

Síguenos en: