Linea Oeste

Divina Tuberculosis

24/08/2014
Divina Tuberculosis

Tal como venimos haciendo en las últimas ediciones entregamos  otro  texto  del libro “ Divina tuberculosis” de Elsa Rossi Raccio, escritora y vecina del barrio de Liniers.

Frederic Chopin

Frédéric Chopin nació en una aldea de Mazovia ( Polonia ) el 22 de febrero de 1810. Era el segundo de tres hermanos y el único varón. Junto a sus hermanas crecieron en un ambiente donde el gusto por la cultura en general y la música en particular, era considerable. Su primera maestra de piano fue su hermana Ludwika con quien luego tocaría duetos para piano a cuatro manos.

A los siete años compuso su primera obra y como todavía no sabía escribir muy bien, la pieza fue escrita por su padre. Se trataba de la Polonesa en  Sol  menor.  Con  el t i empo su prestigio como compositor y pianista, traspasaba las fronteras de su Patria. El éxito era tan apoteósico que el joven no podía salir de su asombro. La crítica era inmejorable.

En 1828 conoció a una estudiante de canto en un conservatorio de Varsovia, Konstanze, la cual le inspiró obras memorables. El romance fue ardiente, era su primera pasión juvenil, pero no fue decisivo, dejó su amor para emprender un viaje de estudios por Europa, estaba decidido a ser un gran compositor.

En1835 volvió a ver a sus padres, luego de regreso a París se encuentra con el matrimonio Wodzinsky y su hija. Al ver nuevamente a María que había sido su amiga y discípula, el corazón le latió aceleradamente y termina enamorándose de ella. AMaría se la describe como muy atractiva y culta.  Su  relación  se  formaliza pidiendo la mano de la niña, mas su padre se opone. Frédéric ya tenía síntomas de la enfermedad y esto hizo que el padre de María se opusiera terminantemente a esa relación.

Es en esta etapa de su vida que Liszt le presenta a una escritora Lucila Aurora Dupin, conocida por el seudónimo de George Sand. Chopin dice de ella: He conocido a una gran celebridad, pero su cara no me es simpática, no me ha gustado nada. En tanto que George Sand dice de él: Chopin es el hombre más irresistible, lo único permanente que hay en él es la tos.

Frédéric resuelve ir a Londres, ahí l leva una vida de aislamiento, ya se le notaba muy enfermo y a pesar de ello su producción iba en aumento, mazurcas, valses, estudios, etc. Cuando regresa a París sufre el asedio de George Sand, finalmente se enamoran e inician una nueva vida. En el invierno de 1838 ya su salud se resentía demasiado, su médico le aconseja el clima saludable de las Islas Baleares para mejorarse y allá se dirigieron con los dos hijos de George Sand.

Llegaron a Barcelona para embarcarse en el paquebote El Mallorquín que los dejaría en Palma de Mallorca, siguieron camino durante 17 km. por la carretera Esgleieta gozando de un paisaje maravilloso por su vegetación, que los conducía a Valldemossa, lugar famoso si los hay, por encontrarse ahí La Cartuja donde se hospedarían los viajeros.

Convengamos que las Islas Baleares por su situación de privilegio, gozan de un clima templado todo el año ya que sus playas están bañadas por el Mediterráneo. Nadie iba a pensar que justamente ese invierno el tiempo se iba a presentar lluvioso y húmedo  como  nunca  lo  habían sufrido los mallorquines. Tanto fue así que el viaje que parecía de placer se transformó en pesadilla, los pulmones del   músic o empeoraban.

No obstante esto, Chopin trabajaba en sus Preludios, Scherzos y Polonesas y su compañera lo atendía en su enfermedad de muy buen grado. Mientras tanto él esperaba su piano que venía de París. Al poco tiempo y viendo que sus bronquios no resistieron la mala jugada que le hizo el tiempo, tuvieron que regresar. Antes de llegar a París tuvo que quedarse en Barcelona internado durante una semana para su recuperación.

Otra vez París y Chopin vuelve a la enseñanza, su fama continúa y su producción también. Hacia 1845 su salud comenzó a deteriorarse nuevamente, un caluroso y tormentoso verano marcó su última visita a Nohant donde vivía George Sand. Nunca más volvería a esa casa. A estas alturas la relación de ambos no era buena , malentendidos familiares referente a los hijos de ella precipitaron la ruptura en 1847.

Ya sin amor y deprimido Chopin dio el que sería su último concierto en París, el 6 de febrero de 1848. Días más tarde estalló en París la Revolución de Febrero y al mermar sus ingresos por falta de alumnos, se dirigió solo y triste a Londres, donde permaneció siete meses dando conciertos y recitales sin que su talento decayera. De Londres pasó a Escocia y de allí nuevamente a París.

El comienzo de 1849 encontró a Frédéric muy débil, ya no podía enseñar. Al difundirse la noticia de que su estado empeoraba, todos sus amigos, alumnos, y cuantos lo conocían, querían verlo para darle el Adiós. El más fiel fue el pintor Delacroix que lo visitaba diariamente para confortarlo. Su hermana Ludwika llegó con su familia para verlo y atenderlo en su casa de la Place Vedôme. Ludwika le negó la entrada a George Sand, sólo permitió la entrada a la hija de ésta, Solange.

presentes diciendo: Encontraréis muchas partituras más o menos dignas de mí. En nombre del amor que me tenéis, por favor, quemadlas todas excepto la primera parte de mi método para piano. El resto debe ser consumido por el fuego sin excepción por que tengo demasiado respeto por mi público y no quiero que todas las piezas que no sean dignas de él, anden circulando por mi culpa y bajo mi nombre.

Afortunadamente para nosotros y para el arte universal, ninguno de los presentes se avino a cumplir semejante orden. Frédéric Chopin murió de tuberculosis a los 39 años de edad el 17 de octubre de 1849. Durante el entierro en el Cementerio de Père-Lachaise, se tocó la Marcha fúnebre de su Sonata Op.35


Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000
Es el Visitante N°: 8510

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoeste@yahoo.com.ar

Redes Sociales

Síguenos en: