Linea Oeste

La calle no es un lugar para vivir

17/08/2014
La calle no es un lugar para vivir

Bajo el lema “ La calle no es un  lugar  para  vivir”,  el Espacio   Carlos   Mugica, conformado por organizaciones de personas  en  situación  de  calle, profesionales y voluntarios, realize actividades   con   el   objetivo   de reclamar por Paradores abiertos las 24 horas en la ciudad de Buenos Aires   y   para   exigirle   a   las autoridades de la ciudad que estos lugares  se transformen en centros de integración, tal como establece la   Ley   3 . 706   que protégé integralmente   y  operativiza   los derechos   de   las   personas   en situación de calle.

Así esta agrupación pluralista que aúna a laicos y religiosos y a personas de distintas expresiones políticas, trabaja para visibilizar y hacer efectivos los derechos de los sin techo en la ciudad, ya que sostienen que salvo para quienes así se lo propongan como estilo de vida, la calle no es un lugar para vivir.

La ley 3.706 fue sancionada en el año 2010 y luego de una ardua serie de protestas se consiguió su reglamentación en el año 2013, pero aún falta conseguir su cumplimiento, para que no sea letra muerta y realmente de a las personas la protección que necesitan.

Según ordena la ley los paradores deben ser espacios inclusivos y flexibles,   que   contemplen   las necesidades y situaciones de las distintas personas que transitan por ellos. Por ejemplo, que cuenten con asistencia específica para quienes tienen problemas de salud o adicciones, que cuenten con talleres de inserción y capacitación social y laboral y que permitan a quienes allí duermen manejar los horarios con libertad para acceder luego de una jornada de estudio o laboral sin perder el acceso a la comida y a un lugar para dormir.

En la actualidad los paradores no cuentan con cupo para la enorme cantidad de gente que los solicita, otra de las dificultades que enfrentan tiene que ver con los horarios, ya que suele pasar que cuando salen del trabajo o de sus lugares de estudio no les es permitido ingresar al parador, otro tema que se denuncia son lasº arbitrariedades en cuanto al ingreso que suelen cometer quienes tienen a su cargo el control de entrada y la discriminación que se hace con los adictos y alcohólicos.

Sobre el número de personas que viven en la calle no hay acuerdo ya que las cifras que maneja la organización Médicos del Mundo se acerca a 17.000 personas en la Capital y según Horacio Ávila, integrante de Proyecto 7 y del Centro de Integración Monteagudo de Parque Patricios, son unas 18500 las que duermen a la intemperie en Buenos Aires.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Social porteño declaró en el último Censo, hecho en 2011, que son 876 personas las que viven en la calle, al respecto dijo Gonzalo Basile, coordinador para América Latina y el Caribe de la organización Médicos del Mundo, habría que revisar su criterio de situación de calle.

Es muy alto el índice de enfermedades y muertes entre esta población tan vulnerable, las muertes en 2011 fueron 67, en 2012, 72, y el año pasado llegaron a los 84 fallecidos.

Según expresan los integrantes de Médicos del Mundo : “ La población más vulnerable y excluida de la sociedad son las personas en situación de calle. Son los que tienen menos posibilidades de acceso a la salud pública porque suelen no tiener documentos y sufren de discriminación al vincularse con el sistema público local”.

Médicos del Mundo atendió, en 2010, a 93 personas en la Plaza del Congreso  y   realizaron   302 consultas para tener una estadística, el 70% eran hombres y el promedio de edad de 39 años, el 18% llevaba más de 3 años en la calle y el 24%, entre 1 y tres años. El 67% estaba solo. Hay un alto índice de enfermedades psiquiátricas o adicciones porque la falta de red familiar y de trabajo afecta la salud mental de estas personas.

La enfermedades que más se ven en este grupo  poblacional  son  las afecciones respiratorias , dermatológicas y las musculo- esqueléticas. Entre 2010 y 2013 Médicos  del  Mundo  atendió  a 2.012 personas a las que se le realizaron historias clínicas y se concluyó que el 80% de ellos no tienen acceso a la salud pública.

Se trata de personas en general solas, que han sido expulsados del sistema y que además de tener problemas económicos no tienen una familia que los contenga , hay muchas mujeres y niños que han huido de sus hogares por ser víctimas de violencia familiar, por otro lado el sistema público no da respuesta a los solos ya que se da prioridad a las familias.

Además otro problema que deben enfrentar permanentemente son los operativos de desalojo y muchas veces represión por parte de las fuerzas policiales.

Según se informa en la página web del gobierno porteño en la actualidad la Ciudad de Buenos Aires  cuenta  con  tres  Paradores Nocturnos que tienen por objetivo brindar, con carácter inmediato y de emergencia, servicio de pernocte durante la noche, comida y atención profesional social, psicológica y médica y están destinados a hombres solos mayores de edad y mujeres mayores de edad con o sin hijos menores que se encuentren en situación de calle, sin recursos, que requieran solución provisoria con carácter de emergencia, ellos son el Parador Retiro, para hombres, ubicado en Gendarmería Nacional 522, Tel. 4893-2182, funciona de 18 hs. a 8 hs . del día siguiente. Parador Beppo Ghezzi, para hombres, en la calle Masantonio 2970 , tel.  4911 - 4966

que funciona las 24h los 365 días del año y el Parador Azucena Villaflor destinado a mujeres solas y con hijos menores de edad, en la calle Tel. 4362-5549 y se encuentra Piedras 1583 abierto las 24hs. los 365 días del año.

Según informa el mismo sitio también hay paradores a los que las personas deben ser derivadas para eso hay que comunicarse con la Línea de Atención Social Inmediata 108 las 24hs. los 365 días del año.

Fuente: Espacio Carlos Mugica Médicos del Mundo www.gcba.gov.ar


Publicidad

  • Av. Rivadavia 10950
    4641-7000
Es el Visitante N°: 8510

Contáctenos

Correo electrónicos:

lineaoeste@yahoo.com.ar

Redes Sociales

Síguenos en: